Carta de nuestro Gran Canciller sobre la visita de Su Santidad a nuestro país

FTPCL > Actualidad > Carta de nuestro Gran Canciller sobre la visita de Su Santidad a nuestro país

Queridos hermanos en Cristo:

El anuncio de la próxima visita del Papa Francisco al Perú nos ha llenado a todos de una profunda alegría. Mediante esta Carta deseo compartir esa buena noticia con los sacerdotes, religiosos y religiosas y con el Pueblo de Dios de la Arquidiócesis de Lima. La proximidad de este suceso nos motiva a una intensa oración por la persona del Papa Francisco, sus intenciones y los frutos apostólicos de su estancia entre nosotros. ¡Acompañemos al Santo Padre de esta manera, como él nos pide!

Asimismo, es una ocasión para meditar con más profundidad las enseñanzas y exhortaciones papales y para prepararnos bien con los medios espirituales que ofrecen las parroquias y capellanías; los colegios -a los profesores, padres de familia, y alumnos-; las universidades; las familias religiosas y sus obras apostólicas; y los movimientos eclesiales y voluntariados. En general, cada fiel católico, en el ambiente en el que se encuentre, puede extender su gozo a todas las personas de buena voluntad.

Es una ocasión insuperable para que todos mejoremos nuestra práctica religiosa acudiendo a los sacramentos, rezando el rosario en familia, visitando las capillas en donde se custodia el Santísimo Sacramento, ofreciendo a Dios pequeños y grandes sacrificios por los frutos de esta visita pastoral.

La tradicional religiosidad de nuestro pueblo, que desde hace siglos se mostró al mundo con la santidad de Rosa de Lima, Toribio de Mogrovejo, Martín de Porres, Juan Masías y Francisco Solano, puede -y debe- proyectarse al futuro. Recibiremos en estos meses de preparación a la visita papal abundante gracia de Dios para que podamos apreciar en nuestras vidas, en nuestros hogares, en toda las realidades sociales, un ‘antes y un después’ de la visita del Papa Francisco.

Sobre la base de una mejor y más íntima relación personal con Dios, debemos contemplar con una mirada optimista a nuestro país, a su vida social y política, económica y cultural, familiar y deportiva, para que forjemos juntos el desarrollo de la nación. ¡Este objetivo está en nuestras manos! Es un desafío que debemos afrontar ahora con el coraje de la fe y de la doctrina de Cristo.

Todos somos necesarios en esta irrepetible ocasión de recibir al Vicario de Cristo. Para ello, la Comisión Central de la Arquidiócesis de Lima les irá comunicando las múltiples formas de sumarse a esta fiesta de la fidelidad. Por ejemplo, la guardia del Papa, que reunirá a miles de jóvenes, es un camino concreto en el que espero la colaboración servicial de muchos, en un gran voluntariado, que ayude con entusiasmo a guardar el orden en las grandes concentraciones que tendremos.

Para muchos, el recuerdo de las visitas de San Juan Pablo II al Perú en los años 1985 y 1988, es un tesoro que ha iluminado sus vidas desde la juventud y ahora en su madurez. El Papa polaco dijo en el hipódromo de Monterrico de Lima: «Jóvenes del Perú, sólo en Cristo está la respuesta a las ansias más profundas de vuestro corazón» (2 de febrero de 1985). Guardamos nuestras experiencias con un gozo interior muy grande, que estamos seguros que se repetirá del 18 al 21 de enero de 2018 en Lima, Puerto Maldonado y Trujillo.

El acontencimiento central en Lima será una multitudinaria Celebración Eucarística el 21 de enero por la tarde. Entonces nos reuniremos alrededor del altar de Cristo, en una acción de gracias del país entero por esta singular gracia que dejará una huella de fe, esperanza y amor, que nos señale un rumbo positivo hacia el Bicentenario de la Independencia de nuestra Patria. No olvidemos que el Papa Francisco ha dicho que «la alegría del amor que se vive en las familias es también el júbilo de la Iglesia» (Amoris laetitiae, n°1).

Con mi personal agradecimiento al Papa Francisco, invocando a Nuestra Señora de la Evangelización, envío a todos los fieles mi más cordial bendición, elevando mis plegarias a Dios para que su gracia descienda abundantemente en sus corazones y los haga más dóciles y piadosos, para unirse cada vez má y mejor al Obispo de Roma, Su Santidad el Papa Francisco.

Lima, 9 de julio de 2017

Juan Luis Cardenal Cipriani Thorne

Arzobispo de Lima y Primado del Perú

Carta de nuestro Gran Canciller sobre la visita de Su Santidad a nuestro país 1 Carta de nuestro Gran Canciller sobre la visita de Su Santidad a nuestro paísCarta de nuestro Gran Canciller sobre la visita de Su Santidad a nuestro país 2 Carta de nuestro Gran Canciller sobre la visita de Su Santidad a nuestro país